jueves, 25 de septiembre de 2014

De funámbulos que buscan fuertes alambres

"Cuando me siento feliz tengo miedo. Cuando sufro tengo miedo. Cuando no siento nada y no tengo miedo de nada, sé con certeza que he perdido el equilibrio" (Caterina Bonvicini).
Pero quizás el equilibrio lo perdemos cuando sentimos tanto y tenemos tanto miedo de sentirlo que no sabemos hasta dónde podemos llegar.



2 comentarios:

  1. Tanto es así que llegamos a esquivarlo todo por el miedo. Y al esquivar caemos al pozo donde ni el equilibrio, ni la felicidad ni tan siquiera el miedo existen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero el miedo no ha de llegar a atenazarnos tanto como para no poder volver a disfrutar de nuestro funambulismo. No todos los pozos son iguales, y muchos de ellos llegan a cobrar luz y a dejar que entren los rayos del sol.

      Eliminar