jueves, 27 de diciembre de 2012

Su arcoíris particular

Miró a través de la ventana. Las gotas de lluvia habían dejado de repicar en los cristales. El sol trataba de abrirse paso intentando que sus rayos atravesaran la aún densa capa de nubes que poblaba el cielo. Y de pronto aparecieron ellos, los colores, primero difuminados, luego más fuertes, de uno en uno, o de dos en dos..., creando un nuevo paisaje. Y, desde ese lugar tan suyo, disfrutó de él, sólo para sus ojos.

Foto cedida por A.R.P. gran amig@ de este universo



No hay comentarios:

Publicar un comentario