martes, 11 de septiembre de 2012

La confianza

Y entonces se dejó caer..., esperando que él la sujetara.



4 comentarios:

  1. Cuidado, normalmente ese "el", no estará para sujetarte cuando tú lo necesites.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se sabe..., pero también puede ser él quien caiga y la necesite a ella.

      Eliminar
  2. Tal vez te creas los suficientemente fuerte, para sujetarlo, tal vez por eso has puesto a tu blog el nombre de la diosa Hera, sólo
    quiero recordarte que eres humana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que no sabemos lo fuertes que podemos llegar a ser, o no, hasta que no se dan la situación y el momento adecuados.

      Eliminar