martes, 21 de agosto de 2012

Jugando con los límites

Al traspasar las fronteras los puntos de referencia dejan de estar claros, y es entonces cuando el hielo se diluye..., porque la pasión le puede.


2 comentarios:

  1. A veces parece mágico que unas pocas palabras transmitan tanto y hagan brotar tantos sentimientos interiores en uno mismo,para hacer de tu blog algo muy acogedor.

    Creo que soy una persona racional con bastantes matices viscerales en este mundo en que vivimos tan irracional,por que Hera?.

    ResponderEliminar
  2. Probablemente tu lado menos racional sea el más real..., o el más cercano a lo que realmente eres. Y, probablemente, el mundo en el que vivimos sea aún más irracional de lo que imaginamos o, simplemente, nos encontremos tan alejados de llegar a comprender su funcionamiento que a veces creemos girar en un sentido muy distinto al de él (al igual que nos sucede con las personas). Probablemente..., o simplemente...
    (P.D. Me alegro de que te sientas acogido en el blog)

    ResponderEliminar