domingo, 24 de junio de 2012

La hoguera de San Juan



El crepitar del fuego..., que parece querer transportarnos a otro lugar cuando fijamos en él nuestra mirada. Sus llamas inconstantes tratando de hipnotizarnos, quizá porque esas llamas saben leer en nuestros ojos, porque saben ver en nuestro interior, y pretenden llevarse todo aquello que saben que no somos. La hoguera, alzándose imponente frente al mar, su rival, o más bien su otro yo. Opuestos en el ocaso, cómplices en la noche.






No hay comentarios:

Publicar un comentario