lunes, 30 de enero de 2012

Sin rumbo

A veces queremos decir tanto, que finalmente no somos capaces de decir nada. A veces sentimos tanto que rozamos el infinito. A veces caminamos entre la gente y nos perdemos a nosotros mismos. A veces navegamos sin rumbo..., hacia un lugar tan desconocido como conocido, porque a veces ese vagar sin rumbo nos conduce a un abismo que, más que ser insalvable, nos salva de nosotros mismos.





6 comentarios:

  1. Acabo de descubrir tu blog gracias al concurso y la verdad que me parece muy buenas tus reflexiones. Acabo de apuntar tu dirección para continuar su seguimiento. Un saludo y felicidades por tan buen trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Jesús, muchas gracias por las felicitaciones, pero gracias también por publicar esas fotos de maravillosas estrellas, estrellas que brillarán siempre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando crees que conoces todas las respuestas, llega el universo y te cambia todas las preguntas...

      Eliminar
    2. Y ante sus nuevas preguntas puedes dejar de buscar más respuestas, dejar de buscar más justificaciones, y sentir que ese paso que parece haber dado por delante de ti al cambiar todas las preguntas es un camino que hasta entonces no habías decidido tomar. Y sentir...

      Eliminar
  3. Es un blog ameno y me gusta porque tiene una forma muy particular de comunicar. . Te invito a conocer mi blog, participa en solidario en la blogoteca. Y si te parece que merece un voto, desde ya muy agradecida!!! Ya faltan días nada más para poder votar!! Hasta el 3/2/12.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mariela!, ya me he pasado :)

      Eliminar