miércoles, 4 de enero de 2012

La mirada que nos hizo ir más allá

Hay sonrisas que iluminan las tardes de invierno, y de verano, hay puertos a los que se llega sin haberlo esperado. Porque a veces el destino nos sorprende tanto como nosotros a él, y el embrujo es mutuo.



2 comentarios:

  1. Algunas sonrisas, como algunos besos...Deseamos conservarlos en la memoria para poder vivir en ellos todos los días.

    ResponderEliminar
  2. Una vivencia que ya no es la verdadera, pero que recubre la realidad.

    ResponderEliminar