domingo, 11 de julio de 2010

Hacia dónde


"Prometes que me llevarás de viaje hasta el final del Sur, será que nunca te expliqué que para mí el viaje eres tú. Un reflejo de ti me llegará, pasé toda la vida intentando buscarte detrás... (...) Y aprender y entender que te tengo que salvar, que me tienes que salvar. Un reflejo de ti..."
(Anni b Sweet, Tumbado en mi moqueta azul)

2 comentarios:

  1. ...Que un reflejo de ti me llegara.

    Perdoná, creo que definitivamente aunque este sea un blog público, abierto, es en realidad algo demasiado personal e íntimo, quizá para hablar solo con una persona, que no soy yo. Y me siento invitado de piedra, intruso.

    ResponderEliminar
  2. Aquello que sentimos, aquello que nos mueve, aquello acerca de lo que pensamos y reflexionamos, no tiene que estar referido, necesariamente, a alguien en particular. Puede ser proyectado en muchas personas, o en ninguna, puede ser querido y sentido por alguien más, o por nadie, puede que las palabras escritas caigan en el vacío o que abran mundos y perspectivas en personas tanto ajenas como cercanas.

    ResponderEliminar