domingo, 30 de mayo de 2010

Más allá


"En el cosmos existe el bálsamo además de la amargura, y ese bálsamo es el olvido" (H.P. Lovecraft, El extraño)
Lo difícil es recorrer el cosmos y dar con ese bálsamo adecuado.

5 comentarios:

  1. Permítame esta vez discrepar de vos licenciada, pero no estoy de acuerdo. Olvidar es tan fácil, solo depende del tiempo.
    Lo duro, lo dificil es decidir "voluntariamente" despedirse.

    ResponderEliminar
  2. Despedirse y olvidar, ambas cosas resultan tan difíciles cuando implican un "para siempre" (olvidar para siempre, despedirse para siempre...) y, aunque el ser humano decida "voluntariamente" ese "para siempre", habrá momentos en los que una pequeña señal le traslade al recuerdo (aunque éste no implique un recuerdo "para siempre").

    ResponderEliminar
  3. Y hay gente que necesita ese pequeño recuerdo del otro, ese pequeño vivir (aunque sea esporádico y leve) en el otro. Seres que no soportan el morir para siempre ante el otro, por supuesto no cualquiera, sino un otro especial. Gente que necesita quedarse un mínimo en la memoria que le dio vida.
    Seguramente es la misma gente que antes buscó hacer suyo el poema de Mario Benedetti: "Que un día no se como, ni con que motivo, por fin me necesites"

    ResponderEliminar
  4. Pero necesitar a otro convierte a la persona en un ser absolutamente dependiente.

    ResponderEliminar
  5. Si. Con matices. Todos dependemos en mayor o menor medida de alguien. Como dijo Machado "En esta vida todo es questión de medida, un poco más, algo menos". Hay que asumirlo.
    O para la busqueda de la no dependencia están todas las filosofías orientales: Budismo, Zen,...

    ResponderEliminar