domingo, 18 de abril de 2010

¿Para siempre?


“Pasó, sin irse. Indeleble y absorto quedó el presente mirando su huida, siempre..."(Juan Ramón Jiménez, Iba blanca y tierna...)
Trató de engañarla con una flor, para que nunca se fuera, para que sus ojos no tuvieran que observar nunca su partida, para que los caminos de la tarde no se le hicieran uno con los de la noche, para no tener que consolar a la luna en llanto, para no perderla y caminar solo bajo la lluvia, para no acercarse al mar sin nadie, para retenerla siempre en su retina.

2 comentarios:

  1. Hera. ???
    ¿Quién eres?
    No se quien eres. Apenas acabo de encontrarte, pero envidio ya al desolado.
    Quizá no sabe, quizá tu tampoco, que con toda su desolación, aún te tiene

    ResponderEliminar
  2. Puede que la desolación sea una especie de reflejo. El reflejo del recuerdo de una vivencia.

    Tener a alguien..., no es tan fácil adquirir una "propiedad" de esa índole. Podemos llegar a ser propietarios de nuestras vidas, y en ocasiones ni tan siquiera es así puesto que es ella misma (nuestra vida) la que va trazando un camino para el que no proporciona mapas ni instrucciones.

    ResponderEliminar