sábado, 14 de marzo de 2009

Sueños unidos


“Toda la noche he dormido contigo junto al mar, en la isla. Salvaje y dulce eras entre el placer y el sueño, entre el fuego y el agua. Tal vez muy tarde nuestros sueños se unieron en lo alto o en el fondo, arriba como ramas que un mismo viento mueve, abajo como rojas raíces que se tocan. Tal vez tu sueño se separó del mío y por el mar oscuro me buscaba como antes cuando aún no existías, cuando sin divisarte navegué por tu lado (...) He dormido contigo toda la noche mientras la oscura tierra gira con vivos y con muertos, y al despertar de pronto en medio de la sombra mi brazo rodeaba tu cintura. Ni la noche ni el sueño pudieron separarnos. He dormido contigo y al despertar tu boca salida de tu sueño me dio el sabor de tierra, de agua marina, de algas, del fondo de tu vida, y recibí tu beso mojado por la aurora como si me llegara del mar que nos rodea" (P. Neruda, La noche en la isla)


Somos pequeñas islas que unimos nuestros sueños para construir otro sueño mayor en el que ambos (tú y yo) al mirarnos percibamos el reflejo de los ojos del otro en los nuestros como lo más bonito de nuestra mirada. Así se construye un gran sueño, con tu nombre en mi boca y un beso que jamás se apartó de la tuya.

1 comentario:

  1. Pablo Neruda
    "20 poemas de amor y una canción desesperada"
    ¿Has leido "los versos del Capitán"?

    ResponderEliminar