martes, 17 de junio de 2014

La sal, de la vida

Debe de haber algo extraordinario, o quizás inquietante, en la sal..., está en nuestras lágrimas, en nuestras cocinas y en el mar.



"La cura para todo es agua salada: sudor, lágrimas o el mar."
Isak Dinesen


No hay comentarios:

Publicar un comentario