domingo, 8 de enero de 2012

Cuando la luna se deja atrapar...

... surge el impulso, irrefrenable, de hacer lo pensado sin pensar. Fue tan fácil dejarse llevar.


2 comentarios:

  1. Cuando la luna está llena los sueños están más cerca, y ya no hay que preguntarle que quiere de nosotros, simplemente se deja de pensar.

    ResponderEliminar
  2. Y porque a veces esas preguntas están de más y simplemente te dejas ir.

    ResponderEliminar