miércoles, 14 de diciembre de 2011

Contra las olas, frente al mar

No es fácil enfrentarse a lo desconocido. Nunca nadie dijo que lo fuera. Al igual que las olas rompen, desplazando a quienes intentan cabalgar sobre ellas, y golpean el muro ahogando las voces con su estruendo, del mismo modo aparecen las sombras (de quienes son y de quienes fueron) tratando de convertirse en gigantes que pretenden ser los guardianes de aquello que siempre vuelve, cuidando de que el pasado nunca desaparezca, haciendo del presente un futuro incierto e infinito. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario